Ruta a las ciudades Imperiales – Rabat, Meknés, Fez y Marrakech.

Reciben el nombre de ciudades imperiales las cuatro ciudades que han sido, a lo largo de los siglos, capitales de Marruecos. Cargadas de historia y monumentos, cada una de ellas posee un carácter propio y diferente. Estas cuatro ciudades son: Rabat, Meknés, Fez, Marrakech.

Día 1: Casablanca – Rabat: Recogida en el aeropuerto de Casablanca. Visita a la mezquita Hassan II. Salida hacia Rabat. Visita de la ciudad de Rabat y a sus monumentos: Alcazaba de los Oudaias, el Mausoleo de Mohammed V y la Torre Hassan.

Día 2: Rabat – Meknés – Fez: De camino hacia Meknés, se bordea el bosque de Mamora. Llegada a Meknés, ciudad que alcanzó su apogeo gracias al Sultán Mulay Ismail. A 27 km de Meknés se encuentran las ruinas de la ciudad romana de Volubilis , y también se visita la ciudad santa Moulay Idriss. Continuación hacia Fez.

Día 3: Fez / Fez: Día entero consagrado al descubrimiento de la ciudad intelectual del reino. Numerosos son los monumentos que podréis visitar: Medersas (Escuelas coránicas): Chahrij, Bouinania Attarin. Souks, Fes El-Jedid, la Mezquita Karaouine (primera universidad en el mundo).

Día 4: Fez – Erfoud: Desde Fez iremos hacia el Atlas Medio, a visitar Ifrane, conocida como la Suiza de África. El siguiente pueblo será Azrou “la roca”, pueblo berberisco conocido para su artesanía, alfombras y escultura en madera, luego llegada a Midelt. Se sigue el camino por el Tizi Talghemt o Cuello del Chamelle, a 1.907 metros de altitud. El relieve es impresionante, las montañas están completamente desnudas, revestidas de un abrigo púrpura. Llegada a ErrachiDia y se comprometen en la travesía del macizo de Tafilalet hasta el palmeral de Erfoud.

Día 5: Erfoud – Ouarzazate: Salida por la carretera hacia el palmeral de Jorf situado sobre la orilla derecha del Ued Ziz, luego hacia el Ksar de Touroug, encuadrado por espectaculares oasis. A continuación pasaremos por Tinejdad antes de alcanzar a Tinerhir Después de comer pasearemos por las gargantas del Todra. A continuación iremos por el precioso valle Boulmane Dades visitando Kelaa Me Gouna-Valle de las Rosas-, en pleno esplendor durante el mes de Mayo. Llegada a Ouarzazate, posibilidad de visita al Kasbah de Taourirt que fue residencia del Pachá de Marrakech.

Día 6: Ouarzazate – Marrakech: Nos dirigiremos a Marrakech por el cuello Tiz-in-Tichka (2260m), el “cuello de los pastos”. La pendiente se efectúa por una carretera especialmente sinuosa que ofrece un panorama espectacular con multitud de colores sobre el llano del Haouz. Llegada a Marrakech.

Día 7: Marrakech – Marrakech: Esta ciudad dió nombre a Marruecos. Se extiende ante el majestuoso Atlas previsto de cumbres nevadas una parte del año. Su destino se vincula con la de las distintas dinastías que se suceden y su tradición de metrópolis política, económica y cultural siempre ha dominado la historia del Magreb. Marrakech es también la ciudad espectáculo, donde hay fiesta permanente como se puede ver en la famosa Plaza Jemaa el Fna, que desde hace varios siglos constituye el teatro popular mas increíble del mundo: encantadores de serpientes, músicos, bailarines, cuenta cuentos, pitonisas, actores, adivinos… En Marrakech hay infinidad de sitios para visitar, por ejemplo, Medersa Ben Yussef, la Menara, el Museo de Dar Si Said, el Jardín del Agdal, las Tumbas de los Saadianos y los Palacios Badi y de la Bahía….

Día 8: Fin de circuito: Salida de Marrakech.

Incluye:
– 4×4 con conductor y gasolina
– Hotel de 3 o 4 estrellas en media pensión (desayuno+cena)
– Seguro de viaje
– ruta en dromedario

No Incluye:
– Vuelo
– Almuerzo
– Otros gastos